Yoga ha nacido como una ciencia empírica, en donde ciertas personas han tratado de sondear los misterios de la mente, del ser humano, de la realidad, del intelecto, de las emociones, del sufrimiento y de la vida.

Estas personas han sido verdaderamente laboratorios vivientes que se han aventurado en las profundas aguas del Ser.

Yoga ha nacido no de la especulación, sino de miles de años de experiencias que han sido replicadas por muchos yoguis a lo largo de la historia.

Se puede entender el Yoga como:

  • Un estilo de vida holísitico.
  • Coordinación entre mente, cuerpo y espíritu.
  • Un arte de vivir.
  • Autodescubrimiento de uno mismo.

Yoga posee sus propios métodos y fundamentos que hacen que sea un amplio y completo sistema de desarrollo interior.

El Yoga está considerado como una ciencia en sí misma: del autodescubrimiento, del control del cuerpo, de la expansión de la conciencia y de la perfecta armonía de mente, cuerpo y espíritu.

El yoga es una forma de ver y vivir la vida, que no va en contra de ninguna creencia religiosa. Su principal objetivo es colocar una semilla en el practicante para que germine y crezca, llevando entre todos al mundo más paz, comprensión y alegría.

“Estudiamos para entender.

Entendemos para cambiar.

Cambiamos para crecer.

Crecemos para trascender.

Trascendemos para ser libres”.

Georg Feuerstein